Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información


Google+ Followers

lunes, 3 de noviembre de 2008

Fue detenido El represor Jorge Antonio Olivera

El represor Jorge Antonio Olivera fue detenido este lunes mientras caminaba por la ciudad bonaerense de Vicente López, por una unidad especial del Ministerio de Justicia tras permanecer más de ocho años prófugo, según informó el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde.

El mayor (R) Olivera es uno de los imputados por la justicia sanjuanina, por el secuestro y las torturas sufridas por la joven franco-argentina Marianne Erize y por la actual jueza Margarita Camus, entre otros delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

El ex militar, atrapado en agosto de 2000 en el aeropuerto de Roma después de que Francia pidiera su arresto y extradición por la desaparición de 16 ciudadanos galos en la Argentina, estuvo detenido 42 días, pero la Corte de Apelaciones romana lo liberó en base a un certificado de defunción falso en el que figuraba que la muerte de Erize se había registrado en noviembre de 1976 y por el que se estimó que el delito había prescripto. Tras ese fallo, Olivera regresó al país, pero el Tribunal Supremo de Casación italiano revocó la medida y quedó prófugo desde el 18 de septiembre de 2000.

La joven trabajaba de modelo e incluso ocupó varias veces la tapa de la revista Gente. También estudiaba periodismo en el Instituto Grafotécnico de la Capital Federal y militaba en la Juventud Peronista, lugar desde el cual colaborada con el también desaparecido sacerdote Carlos Mujica. Tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 se radicó en la capital sanjuanina.

Olivera era teniente del Regimiento 22 de Infantería de Montaña con asiento en San Juan cuando Erize fue secuestrada, el 15 de octubre de 1976. Y años más tarde, en los ‘80, integró el ala de militares "carapintadas" liderada por el coronel Mohamed Alí Seineldin. En los últimos años trabajaba de abogado en el foro porteño defendiendo, entre otros, al represor Guillermo Suárez Mason.

En tanto, en diciembre pasado el juez federal de San Juan Leopoldo Rago Gallo ordenó la detención de Olivera y de otros oficiales y suboficiales del Ejército por una serie de crímenes, entre ellos el caso de las torturas que sufrió en la dictadura Margarita Camus, nieta del ex gobernador sanjuanino Eloy Camus. La mujer fue detenida en 1976 y liberada en 1981.

Justamente Camus contó que, según el testimonio de un soldado que fue secuestrado y permanece desaparecido, Olivera y otro oficial se habrían "jactado de haber violado a la francesa" antes de matarla.

El comandante (R) Ernesto Jensen, un gendarme que en ese tiempo tuvo a su cargo las operaciones en Catamarca, La Rioja y San Juan, declaró que Olivera "llevaba la batuta" en el Grupo de Tareas del Regimiento de Infantería de Montaña 22.

La detención solicitada por la Secretaría de Derechos Humanos se concretó gracias al trabajo de la Unidad Especial para Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia, dependiente del ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández.

APARICIÓN CON VIDA DE JULIO LÓPEZ Y LUCIANO ARRUGA

APARICIÓN CON VIDA DE JULIO LÓPEZ Y LUCIANO ARRUGA